jueves, 11 de febrero de 2016

Tarta raw de remolacha





La remolacha cruda es muy desintoxicante y me gusta comerla de vez en cuando, pero su sabor solo lo puedo tolerar en forma de dulce, en verano suelo preparar una crema fria de la cual también hago helado, pero en invierno no tenía ninguna versión. He creado esta tarta y ha resultado deliciosa.
No he pesado ingredientes, las cantidades son aproximadas. No he usado grasas de ningún tipo para que resulte menos calórica, pero ver las notas del final donde explico el tema.
Este tipo de tarta tan sana me encanta porque puedo comer todo lo que quiera sabiendo que me hará bien, lo único más calórico son los higos pero mi dieta es alta en carbohidratos por lo que puedo tomar algo ligero antes y acompañarlo de este postre rico en hidratos para completar la comida.




Ingredientes

- Unos 100 grs. de semillas de calabaza crudas

- Unos 7-8 higos secos (si gusta muy dulce añadir mas)

-  4 remolachas medianas crudas

- Stevia liquida al gusto

- Coco rallado

- Un poco de agua mineral



Preparación

Ponemos un plato y encima de él, un aro de emplatar donde iremos colocando las distintas capas de la tarta, que son tres.

Primera capa

Trituramos las semillas y los higos y la pasta resultante la ponemos en el fondo del aro, apretando bien con una cuchara

Segunda capa

Trituramos la remolacha pelada con unas gotas de stevia y la ponemos sobre la capa anterior.

Tercera capa

Coco rallado mezclado con agua hasta formar una pasta. Colocamos sobre la anterior.


- Servir de inmediato, quitando previamente el aro.





Notas

- Si queréis una tarta light podeis tomarla tal cual pero inmediatamente, porque a medida que pasan las horas se irá deshaciendo al servir la capa de remolacha, ya que al no llevar ningún pegamento graso tiende a ello, pero si la vais a tomar enseguida no hay ningún problema. Podeis añadir como pegamento aceite de coco hasta que os quede una pasta bastante consistente.

- A medida que van pasando las horas el color de la remolacha va pasándose al coco y quedará rosa en vez de blanco, no pasa nada, pero no quedará tan bonita como veis en las fotos.
- Podéis hornear esta tarta perfectamente, si os sienta mal cruda, yo lo hice con la mitad y es espectacular porque la corteza queda crujiente y los higos se tuestan tomando un sabor a caramelo delicioso. Me gustó mas horneada, la verdad, y es igualmente saludable.